Port de Barcelona

“Tenemos las características para ser el principal polo logístico del sur de Europa: por el peso de los tráficos con Asia y Latinoamérica, nuestra posición geoestratégica y por haber culminado el proyecto de ampliación”.

ENTREVISTA con Sixte Cambra por Jordi Bertran

El Port de Barcelona acusó también la crisis económica, especialmente en 2009. Cuatro años después, ha duplicado su superficie respecto a hace solo una década, cuenta con la terminal de contenedores semi- automatizada más avanzada del Mediterráneo y ha desarrollado una red logística hacia España y Francia que espera vigorizar y ampliar después de que la Unión Europea haya declarado prioritario el Corredor Mediterráneo. Todo ello, se suma al hecho de ser uno de los puertos más diversificados por actividad del Mediterráneo que ve casi todos los indicadores en positivo este 2013. Su presidente, Sixte Cambra, se muestra confiado de lograr pronto el hito estratégico de convertir Barcelona en el principal polo logístico del Mediterráneo occidental.

AFKAR/IDEAS: En un mundo globalizado, la logística es un sector clave. En ese sentido, el Port de Barcelona tiene que ser un buen lugar para tomar la temperatura a la economía. ¿Cree que salimos ya de la depresión?

SIXTE CAMBRA: La evolución de este año hace pensar que sí. Si extraemos conclusiones de coyuntura económica de los movimientos del puerto, en términos de internacionalización de la actividad económica constatamos que la evolución es positiva. Las exportaciones de contenedores y especialmente en el caso de vehículos nuevos tienen un comportamiento muy positivo desde hace ya tres años. Y si bien las importaciones no habían dejado de decrecer desde 2009, estamos viendo un cambio de tendencia. En los últimos cinco meses, las importaciones están creciendo a un ritmo mensual del 5% y en octubre han alcanzado un crecimiento de un 10%. Podemos anticipar que, por primera vez desde 2009, cerraremos el año con crecimiento de las importaciones respecto al año anterior. Por tanto, hay una cierta reactivación del consumo interno y de la inversión.

A/I: El sector turístico y especialmente Barcelona como destino turístico mundial (2,4 millones de cruceristas en 2012) también ayudan.

S.C.: Efectivamente. El turismo de cruceros que atracan en Barcelona no notó la crisis en 2009, en 2011 fue excepcionalmente positivo a razón de los problemas en otros destinos y en 2013 seguirá creciendo. El turismo es un sector crucial para nuestra economía.

A/I: En cambio, la actividad portuaria de tráfico de contenedores no vuelve a los niveles de hace unos años.

S.C.: Es cierto que todavía no nos hemos recuperado del bajón de 2009, pero es un sector en el que prevemos cambiar la tendencia en 2014. Sin embargo, me gustaría resaltar que, fruto de las inversiones en el muelle de la Energía, hemos desarrollado una mayor actividad portuaria relacionada con el petróleo y sus derivados.

A/I: En este sentido, en 2012 se registró un crecimiento de los intercambios de más del 10% con los países del norte de África, especialmente con Argelia, un país rico en hidrocarburos.

S.C.: De hecho, en el acumulado de año, Argelia ha llegado a ser el segundo mercado del puerto detrás de China. Y no solo experimenta un fuerte crecimiento por los hidrocarburos, sino también por el tráfico de vehículos y otros materiales como el cemento.

A/I: ¿Cómo ve la evolución de los países del Magreb?

S.C.: Son nuestros mercados más próximos y creo que están en un camino de estabilidad que permitirá convertir en realidad su gran potencial de crecimiento. Argelia, Turquía y Marruecos están entre los países con más nivel de intercambio y mantenemos líneas regulares de pasaje y carga con Marruecos, Túnez y Argelia. Es un tipo de servicios que crecerá y que consolida nuestra posición de liderazgo en Transporte Marítimo de Corta Distancia en el Mediterráneo.

A/I: ¿Hay iniciativas de colaboración entre el Port de Barcelona y otros puertos del sur del Mediterráneo?

S.C.: El Port de Barcelona tuvo un convenio de colaboración de transferencia de know-how para la conversión del Port Vieux de Tánger. Y hemos realizado misiones en Argelia y Marruecos. No descartamos programar alguna misión a estos países en 2015 o 2016.

A/I: ¿Cómo se posiciona el Port de Barcelona en el Mediterráneo?

S.C.: Trabajamos para ser el principal polo logístico del sur de Europa y, por tanto, del Mediterráneo occidental. Tenemos los activos para serlo: el peso específico de los tráficos con Asia y Latinoamérica, nuestra posición geoestratégica que permite reducir distancias respecto al norte de Europa y el hecho de haber culminado un proyecto de ampliación que en los últimos 10 años nos ha llevado a doblar la superficie (de 600 a 1.300 hectáreas) con una inversión público-privada de 4.000 millones de euros. En 2006 y 2007, el puerto no estaba listo para asumir los niveles de actividad que se alcanzaban en ese momento.

Ahora, estamos preparados para dar respuesta a las necesidades del tráfico marítimo, determinado por un momento de reactivación económica y un proceso de concentración de operaciones marítimas por parte de las grandes navieras, que además trabajarán con buques portacontenedores cada vez más grandes. En Barcelona encontrarán un puerto plenamente adaptado, con la única terminal semi-automatizada de todo el Mediterráneo occidental, y con unos altísimos niveles de productividad.

A/I: La UE acaba de declarar prioritario el Corredor Mediterráneo, una infraestructura esencial para el puerto, y Barcelona forma parte también de la red prioritaria de puertos de la UE. ¿Hasta qué punto les acerca esto a convertirse en el principal polo logístico del sur de Europa?

S.C.: El puerto viene desarrollando desde hace años el concepto de “puerto en red”, con polos logísticos en el interior a través de los que nos relacionamos con la península ibérica, pero también con el sur de Francia y, por tanto, de Europa. Estamos en una posición inmejorable para atender una parte del sur de Europa, que alcanzará todo su potencial con el desarrollo no solo de esta infraestructura, sino también de nuestros accesos ferroviarios. Este año hemos desbloqueado el proyecto de mejora de estos accesos con un acuerdo inédito con el ministerio de Fomento por el que la Autoridad Portuaria de Barcelona abonará la mitad del coste de financiación. Creemos que ahora los accesos también podrían formar parte del proyecto europeo.

A/I: ¿Qué diferencia al Port de Barcelona del resto de puertos del Mediterráneo?

S.C.: En primer lugar es un puerto de import-export con una gran área de influencia. Gioia Tauro, Algeciras y Tanger- Med tienen altos niveles de actividad pero concentrada en tráfico de contenedores de transbordo. Otra diferencia es la diversificación: tenemos un peso relevante en el tráfico de contenedores, cruceros, graneles líquidos y sólidos, y en tráfico de vehículos nuevos, además de ser el puerto con más actividad de transporte marítimo de corta distancia, lo que se refuerza c on la terminal de Grimaldi, la compañía más activa en este ámbito. Una diversificación a la que se le debe añadir la zona de actividades logísticas, que es la principal del Mediterráneo. Esa diversidad territorial y de tráficos nos lleva a un hecho: somos el puerto con más actividad económica de toda España y posiblemente del Mediterráneo.