n.25 Musulmanes de Europa / Energías limpias

Editorial

La prohibición de construir nuevos minaretes en Suiza, la reflexión sobre la identidad nacional en Francia y la posible prohibición del velo integral en sus lugares públicos, han reabierto el debate sobre el establecimiento de millones de musulmanes en Europa, al que se añaden los frecuentes conflictos de convivencia. En tiempos de crisis, falta de empleo e inseguridad, la perversa asimilación entre inmigración y delincuencia, la culpabilización del Otro, el racismo y el victimismo encuentran suelo firme en el que anclar.

Hoy viven en Europa occidental al menos 18 millones de hombres y mujeres que pueden considerarse “culturalmente” musulmanes, lo que convierte al islam en la segunda mayor religión, con toda su diversidad de prácticas y formas. La presencia musulmana supone un cambio cultural radical para las sociedades occidentales, en su mayoría acostumbradas a una homogeneidad religiosa y a un papel marginal de la religión en la sociedad. Sin embargo, la pregunta es obligada: ¿se está convirtiendo el islam en una parte del escenario europeo religioso, social, político e institucional? En los últimos tiempos, sobre todo a partir del 11 de septiembre de 2001, predomina en Occidente la política del miedo frente a los musulmanes. Los europeos ven amenazados unos valores y principios arraigados en su vida colectiva y, en cierto modo, exclusivos.

Por otra parte, el debate sobre la integración de los musulmanes en Europa se centra en componentes simbólicos, en especial en los usos vestimentarios de las mujeres, y se desarrolla a escala local o regional, obcecado a menudo en cuestiones de visibilidad y de reivindicación de la identidad. Por esta razón es necesario reorganizar el espacio público europeo para lograr una convivencia más armónica. En este sentido, varios factores entran en juego: el modelo de integración adoptado por cada país, la situación socioeconómica, pero también el origen de la población musulmana, su faceta ideológica y cultural. La idea más generalizada es que la presencia musulmana en Europa responde a una situación temporal, ante la que simplemente son necesarias algunas formas de proteccionismo moral y de supervivencia. Sin embargo, esta opinión no tiene en cuenta a los millones de musulmanes que han elegido de forma voluntaria Europa como su hogar permanente, al cual desean pertenecer y contribuir de forma positiva.

El islam se ha convertido en una realidad humana y de culto en Europa. Por ello los musulmanes reclaman igualdad de derechos y oportunidades a cambio de responder con los mismos deberes que cualquier otro ciudadano europeo, sin excepción. Si antes se hablaba de islam y Occidente, ahora hay que hablar de islam en Occidente y, en un futuro, a través de las segundas y terceras generaciones de inmigrantes, podremos hablar de un islam de Europa, un islam genuinamente europeo. El reto reside en esforzarse por lograr una integración armónica. Por el lado europeo, hay que acabar con la idea de que el islam es una religión distinta y que el musulmán tiene una visión del mundo incompatible con el resto de los europeos.

El determinismo cultural propio del orientalismo más decimonónico enlaza ahora con las llamadas a combatir la “islamización” de Europa, que tantos votos granjea a políticos con un discurso populista, simplista y xenófobo, como el de Jean-Marie Le Pen en Francia o el de Geert Wilders en Holanda. Acabar con este discurso no es fácil, sobre todo cuando la situación económica dificulta la capacidad de las instituciones públicas para hacer frente a la injusticia social en que viven tantos inmigrantes y que constituye terreno abonado para los repliegues identitarios.

Por su parte, los musulmanes deben esforzarse por “actualizar el islam”, es decir, liberarlo de varios arcaísmos en los que algunos siguen anclados. Los discursos públicos islámicos necesitan un giro ético para reflejar más claramente una aspiración a servir al bien público y no sólo al “bien musulmán”. La integración no consiste en la asimilación y la negación de los propios orígenes. Significa no poner de relieve, con ostentación, lo que distingue a uno de aquellos a quienes desea pertenecer de pleno derecho, sino incidir en aquello que les une y que es mucho más de lo que, en una primera lectura, puede parecer.

Una presidencia de acción conjunta

Han pasado casi tres meses de la presidencia española de la Unión Europea. Un momento histórico para España. A pesar de las dificultades, mantenemos intacta la ilusión por cumplir con un programa que estamos transformando en acciones concretas, y la satisfacción por ver traducidas esas acciones en mejoras palpables para el conjunto de la Unión así como para nuestros socios y vecinos. Es precisamente esa voluntad de cooperación y esfuerzo común, el germen que está haciendo posible el desarrollo de las más ambiciosas y prioritarias líneas de acción de nuestra presidencia. Desde la renovada estructura institucional, hasta la implementación de las medidas de recuperación económica y creación de empleo de calidad enmarcadas en la Estrategia UE 2020, pasando por el Servicio Europeo de Acción Exterior, España está haciendo todo lo posible para sentar las bases de la nueva Europa del siglo XXI. Nuestra presidencia ha sido configurada como la transición necesaria... Read more

Nace la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM)

La voluntad de implicar plenamente a los actores locales y regionales en los asuntos euromediterráneos no data de ayer. El programa de trabajo de la Declaración de Barcelona (1995) ya estipulaba que: “Las autoridades municipales y regionales deberán participar activamente en el funcionamiento de la colaboración euromediterránea. Se animará a los representantes de las ciudades y regiones a que se reúnan anualmente para hacer balance de sus problemas comunes e intercambiar experiencias”. A pesar del reconocimiento explícito sobre el papel, las instituciones europeas y mediterráneas han fomentado sobre todo la participación de actores no gubernamentales (sociedad civil) para poner en práctica el capítulo de gobernanza y democratización del Partenariado Euromediterráneo (PEM). Curiosamente, se ha dejado en segundo plano a las colectividades territoriales que, en última instancia, tienen legitimidad electoral. Pese a ello, son numerosas las iniciativas territoria... Read more

El fútbol revela identidades reprimidas

Rara vez ha habido tantos intereses políticos en juego en una competición deportiva como en los tres partidos de clasificación para el Mundial de Fútbol de 2010 entre Argelia y Egipto. Una tensión extrema rodeaba el desarrollo de estos encuentros. Los dos últimos estuvieron salpicados de incidentes que causaron decenas de heridos y provocaron una crisis diplomática entre los gobiernos egipcio y argelino. Esta desviación del deporte hacia la política empezó unas semanas antes del segundo partido que se disputó en El Cairo, el 14 de noviembre de 2009. Tras contentarse con comentar las ordenadas batallas entre los seguidores en los foros electrónicos, los medios de comunicación de ambos países se lanzaron a su vez a una absurda guerra sin cuartel. Del deseo de movilización patriótica en torno al equipo de fútbol, muchos medios egipcios pasaron alegremente a una burla condescendiente y chauvinista que tenía como diana a Argelia, a su pueblo y a su historia. Así,... Read more

La energía electronuclear le hace sombra a la solar en la transición energética argelina

La cuota de las energías no fósiles, hoy inferior al 1%, se incrementará en el balance energético de los países del Magreb en los próximos 20 años. Se prevé que una mezcla dominada por la energía solar alcance esta nueva cuota cifrada en torno al 15%. Todas las hojas de ruta así la integran. Salvo que, quizás, habrá que hacerle un hueco a la energía electronuclear, que está lejos de abdicar. El debate argelino resume lo que está en juego con la salida tormentosa de la energía de carbono. El ministro federal alemán, Gabriel Sigmar, lo adelantaba: “No tiene mucho sentido, en mi opinión, lanzarse a la industria nuclear cuando se tiene uno de los potenciales solares más grandes del mundo”, susurraba con ocasión de un encuentro informal en febrero de 2009 con unos especialistas argelinos en el instituto Friedrich Ebert de Argel. Oficialmente, Argelia quiere producir el 5% de su energía eléctrica a partir de fuentes renovables en 2017. La mejor parte se res... Read more

Las inversiones del Golfo en el Magreb: ¿parón definitivo o simple pausa?

En la última década, los inversores del Golfo se han convertido en uno de los principales actores en el Mediterráneo, a veces por delante de Europa. Tras el lanzamiento del observatorio ANIMA-MIPO (enero de 2003), han inyectado cerca de 70.000 millones de euros en unos 700 proyectos en los 11 países MED. Prefieren el Mashrek (436 proyectos y 42.000 millones de euros), aunque el Magreb también ha atraído cerca de unos 200 proyectos y 17.500 millones de euros (importe “neto”). En el periodo 2003-09 analizado por ANIMA, los Emiratos encabezan la lista de los inversores del Golfo en el Magreb (9.300 millones de euros), seguidos de Kuwait (3.500 millones), Arabia Saudí (1.617 millones), Bahrein (1.585 millones) y Qatar (1.083 millones). Omán (365 millones) es el país con menos presencia en el Mediterráneo. Por sectores, la construcción (inmobiliario y obras públicas) está en cabeza, con 6.000 millones de euros, seguida de las telecomunicaciones (4.000 millones), energ... Read more

Santos y más santos…

Romería, musem, hillula: las tres religiones del Libro celebran sus santos en peregrinaciones individuales y fiestas populares, locales, nacionales y hasta internacionales: el Hayy es uno de los cinco pilares del islam. Cada año más multitudinaria, la peregrinación a la Meca marca el profundo apego a esta manifestación de fe. Roma sigue siendo también santa meta para miles de católicos. Sin hablar de Jerusalén que, con su Muro, su Santo Sepulcro y sus mezquitas de Omar y el Aqsa, sigue siendo objeto de triple peregrinación y de interminable conflicto político-religioso… Mientras la Francia laica de hoy, a excepción de Lourdes, celebra menos romerías, su geografía mantiene más de 400 saints: Saint-Etienne, Saint-Nazaire… Saint-Denis, la comunista, conserva en su catedral las tumbas de numerosos reyes de Francia… Italia, Grecia y otros países de la orilla norte del Mediterráneo conocen también gran densidad de santos… La tradición protestante, nórdica,... Read more

La peregrinación a La Meca

Recibe más de dos millones de visitantes al año y carece de aeropuerto. Hoteles de una a seis estrellas están repartidos por la ciudad, pero no existe ningún lugar de diversión y ocio para sus ocupantes. Mil trescientos millones de personas tienen la obligación moral de visitarla, mientras que el resto del mundo no tiene ni tendrá derecho a hacerlo por ser un lugar prohibido. Éstas son algunas de las paradojas de La Meca, tal vez el último lugar del planeta vedado al turismo de masas, donde todo el oro del mundo no basta a un no musulmán para franquear las...

Other issues
afkar/ideas
Pandemia y autoritarismo
afkar/ideas
Nuevo pulso en la calle árabe
afkar/ideas
Migrantes en países árabes
afkar/ideas
Factores de cambio en Argelia
afkar/ideas
Procesos de radicalización: ¿dónde y cómo?
afkar/ideas
Sexualidad y cambio social
afkar/ideas
El futuro de Israel y Palestina
afkar/ideas
Campos de refugiados, la asignatura pendiente
afkar/ideas
Periodismo y guerra
afkar/ideas
Siria: arte y guerra
afkar/ideas
Minorías y fronteras en el mundo árabe
afkar/ideas
¿Hacia dónde va Turquía?
afkar/ideas
Musulmanes de Europa
afkar/ideas
Arabia Saudí: nuevo rey, nuevo orden
afkar/ideas
Gana el consenso democrático en Túnez; en Egipto se impone la autoridad
afkar/ideas
Nuevo jaque a la democracia
afkar/ideas
Irán, última gran oportunidad
afkar/ideas
La tragedia de los refugiados sirios
afkar/ideas
Revolución, futuro incierto
afkar/ideas
Líderes emergentes en el mundo árabe
afkar/ideas
Jóvenes democracias
afkar/ideas
Sahel, la otra frontera de Europa
afkar/ideas
Revolución año II
afkar/ideas
Crece el caos en Líbia
afkar/ideas
Turquía en la Unión Europea / España: equilibrio entre Argelia y Marruecos. Relaciones económicas Norte-Sur
afkar/ideas
Al Qaeda amenaza al Magreb / Marruecos-Unión Europea, la relación avanza
afkar/ideas
Oleaje en el Mediterráneo
afkar/ideas
China busca el Magreb / Marruecos frente a la globalización
afkar/ideas
Energía y carrera de armamentos: Argelia, Libia, Marruecos compiten en la región
afkar/ideas
Europa reconsidera sus políticas de inmigración
afkar/ideas
Obama: Estados Unidos –y el mundo– cambian / Banca islámica ante la crisis financiera
afkar/ideas
¿Hacia dónde va el mundo musulmán? / Cómo resistir a la crisis en el Magreb
afkar/ideas
Turquía-Unión Europea-EE UU ante Oriente Próximo / Energía en tiempos de crisis
afkar/ideas
Desafíos a la seguridad / Fiebre electoral
afkar/ideas
Egipto busca su futuro / Semestre europeo
afkar/ideas
Musulmanes de Europa / Energías limpias
afkar/ideas
Israelíes y palestinos, 62 años después / Fondos soberanos: más allá del petróleo
afkar/ideas
Revolución digital en el Mediterráneo
afkar/ideas
Golfo arábigo
afkar/ideas
El despertar árabe
afkar/ideas
Sublevaciones árabes
afkar/ideas
Árabes año cero, nueva era constitucional
afkar/ideas
Tres victorias islamistas
afkar/ideas
¿Hasta cuándo Siria?
afkar/ideas
Egipto, transición confusa