n.39 Revolución, futuro incierto

Editorial

En ocasiones, los veranos árabes son agitados y convulsos. Algunos episodios han ocurrido en esta estación: la guerra de los Seis Días de 1967, la matanza de Sabra y Shatila, 1982, la confrontación entre Israel y Hezbolá en 2006… y el regreso al orden militar de Egipto en 2013. Mucho se ha especulado sobre los efectos de las victorias islamistas en los países de la “revolución de 2011” y su potencial de involución en cuanto a aspiraciones democráticas y, sobre todo, en derechos y libertades. Las sociedades egipcia y tunecina han protagonizado quizás el capítulo más crispado de polarización desde la instauración de los antiguos regímenes poscoloniales autoritarios.

En Egipto, la gestión ineficaz del Estado y la focalización en cuestiones religiosas e identitarias por parte de los Hermanos Musulmanes ha provocado la vuelta al statu quo ex ante, de la mano del estamento militar, los partidos no islamistas y los revolucionarios laicos. El regreso del ejército ha ido acompañado de la glorificación patriótica y de una campaña de represión hacia los islamistas, empeñados en reclamar la innegable legitimidad democrática de su presidente. La violencia contra las sentadas islamistas en El Cairo, que se cobraron la vida de centenares de manifestantes, ha sido un revés al proceso revolucionario. El fin no justifica los medios, aunque se tengan todas las razones, y la democracia difícilmente será democrática sin inclusividad. Los islamistas no supieron gobernar para todos. Era previsible que suscitaran el rechazo, pero era difícil presagiar su vuelta a la clandestinidad y el eventual retorno de la violencia. Su apartamiento del poder por la fuerza los ha transmutado, sin embargo, de responsables de la situación del país en víctimas de un golpe militar tras haber ganado las elecciones.

La esperanza de un amplio diálogo político y social en Túnez es el solitario rayo de sol en la región, y que habrá que acompañar para que no acabe descarrilando. En Siria, la victoria en Al Qusayr, gracias a la intervención de Hezbolá, demostró la determinación del régimen en ganar terreno. La revolución siria sufre la asfixia de estar atrapada entre las fuerzas leales a Al Assad y las milicias yihadistas, cuya agenda política nada tiene que ver con la suya, a pesar de compartir enemigo común. Las fuerzas de la contrarrevolución están intentando sofocar los gritos de libertad. El ataque con armas químicas del 21 de agosto evidenció que ni EE UU ni la UE tenían voluntad de implicarse militarmente. Ante una intervención de éxito dudoso y una falta de apoyo de la opinión pública, el acuerdo ruso-americano para desmantelar el arsenal químico sirio fue una tabla de salvación a la que todos se aferraron: unos para evitar la indeseada intervención y salvar su crédito internacional, otros para reafirmar su renovada centralidad en la geopolítica mundial, y otros para poner a prueba su inmunidad y seguir ganando tiempo.

El acuerdo no cambia nada sobre el terreno, pero ha servido para resucitar la vía diplomática con una convocatoria de negociaciones a partir del marco establecido en Ginebra hace más de un año. Aunque los escollos para la negociación sigan siendo los mismos: no reconocimiento de la contraparte por parte del régimen, fragmentación de la oposición política y precondiciones exigidas por la oposición antes de sentarse a la mesa, es decir, que Al Assad abandone el poder. La vía política permanece encallada en un bucle irresoluble y la confrontación militar difícilmente aportará una solución. El principal peligro para Siria, y para toda la región, es que la comunidad internacional prefiera no asumir el riesgo de que alguien gane y decida no actuar. Por eso, el deshielo en las relaciones entre EE UU e Irán es una fuente de esperanza. Irán es el actor con mayor capacidad de influencia sobre el régimen de Al Assad y, en su negociación sobre la cuestión nuclear, la carta siria puede servir como moneda de cambio. Si la esperanza del islam político pasa por Túnez, las soluciones para Siria, más que en Ginebra, podrían estar entre Washington y Teherán.

Reformas estructurales inacabadas

Hanan Morsy

Las transiciones políticas iniciadas hace dos años con el arranque de la Primavera Árabe han puesto de manifiesto los importantes desafíos a los que se enfrenta la región sur y este del Mediterráneo, algunos de los cuales tienen su origen en la aplicación desigual de las reformas estructurales emprendidas a mediados de los años ochenta. En particular Egipto, Jordania, Marruecos y Túnez se embarcaron entonces en un proceso de reforma estructural orientada al mercado, dirigido a crear un marco jurídico e institucional que favoreciese la inversión y el crecimiento basado en el mercado, así como a promover la privatización de sus sobredimensionados e improductivos sectores públicos. Asimismo, estos países llevaron a cabo reformas del sector financiero, rebajaron los aranceles y adoptaron medidas para mejorar el entorno empresarial. Sin embargo, a pesar de la introducción de reformas de apertura al mercado, el Estado mantuvo una fuerte presencia en la economía. Ent...

Read more

Políticas sociales tras la ‘Primavera Árabe’

Los pasados 27 y 28 de junio se celebró el Barcelona Euromed Forum, un encuentro anual organizado por el Instituto Europeo del Mediterráneo en el que, bajo el título “Inclusión social tras la Primavera Árabe: de la política a la formulación de políticas públicas”, los participantes abordaron las reformas sociales y del mercado laboral que deben impulsarse en la región mediterránea. Los gobiernos deben hacer frente a enormes retos económicos y sociales. La situación varía de un país a otro, pero todos coinciden en la urgencia de introducir reformas macroeconómicas. Gobiernos e instituciones financieras internacionales intentan consensuar las condiciones de unas ayudas financieras que garanticen la estabilidad económica y sienten las bases de un crecimiento inclusivo y sostenible. No obstante, la prioridad de la agenda política es más la estabilidad económica que la promoción de las reformas. Por ello, será esencial mantener la visión a medio y largo p...

Read more

Administración pública: mejorar la transparencia y la rendición de cuentas

Ghada Ali Moussa

La inclusión social hace referencia a la legitimidad política a través de una reflexión prolongada sobre la doble función, legitimadora y reguladora, de los sistemas políticos legales modernos. Tal y como plantea Juergen Habermas, existe una relación interna entre Estado de derecho y soberanía popular. El análisis de la legitimidad política y el futuro del Estado nación se basa en un Estado del bienestar y en las perspectivas de una política de derechos humanos. El objetivo de lograr una sociedad inclusiva tiene un atractivo universal. Una sociedad inclusiva está por encima de las diferencias geográficas, de raza, género, clase y generación, garantizando la igualdad de oportunidades con independencia del origen, y subordina el poder militar y económico a la autoridad civil. La capacidad de todos los ciudadanos para determinar cómo funcionan esas instituciones es, sin duda, una característica distintiva de una sociedad inclusiva. Una sociedad también es incl...

Read more

La ‘fusión cultural ’: ¿una revolución árabe?

Yves González-Quijano

Debido a una actualidad política especialmente cargada, y en muchos aspectos grave, el fenómeno ha pasado prácticamente desapercibido. Sin embargo, desde el inicio de las revueltas de 2011, la escena cultural árabe está en plena transformación. Con la marginación de las políticas oficiales y la aparición de una auténtica brecha generacional en las élites intelectuales y culturales, quizá estemos asistiendo a la aparición de actores capaces de producir una nueva configuración artística. Sean cuales sean los interrogantes que penden sobre el futuro de lo...

Other issues
afkar/ideas
Sahel, la otra frontera de Europa
afkar/ideas
Pandemia y autoritarismo
afkar/ideas
Nuevo pulso en la calle árabe
afkar/ideas
Migrantes en países árabes
afkar/ideas
Factores de cambio en Argelia
afkar/ideas
Procesos de radicalización: ¿dónde y cómo?
afkar/ideas
Sexualidad y cambio social
afkar/ideas
El futuro de Israel y Palestina
afkar/ideas
Campos de refugiados, la asignatura pendiente
afkar/ideas
Periodismo y guerra
afkar/ideas
Siria: arte y guerra
afkar/ideas
Minorías y fronteras en el mundo árabe
afkar/ideas
¿Hacia dónde va Turquía?
afkar/ideas
Musulmanes de Europa
afkar/ideas
Arabia Saudí: nuevo rey, nuevo orden
afkar/ideas
Rusia avanza hacia el Mediterráneo
afkar/ideas
Crece el caos en Líbia
afkar/ideas
Guerra Fría en Oriente Medio
afkar/ideas
Lucha contra el terror
afkar/ideas
Contra el terrorismo del “Estado Islámico”
afkar/ideas
¿Qué hacer en Oriente Medio?
afkar/ideas
Nuevo jaque a la democracia
afkar/ideas
Gana el consenso democrático en Túnez; en Egipto se impone la autoridad
afkar/ideas
Irán, última gran oportunidad
afkar/ideas
Revolución, futuro incierto
afkar/ideas
La tragedia de los refugiados sirios
afkar/ideas
Revolución año II
afkar/ideas
Líderes emergentes en el mundo árabe
afkar/ideas
Jóvenes democracias
afkar/ideas
Egipto, transición confusa
afkar/ideas
¿Hasta cuándo Siria?
afkar/ideas
Tres victorias islamistas
afkar/ideas
Árabes año cero, nueva era constitucional
afkar/ideas
Sublevaciones árabes
afkar/ideas
El despertar árabe
afkar/ideas
Golfo arábigo
afkar/ideas
Revolución digital en el Mediterráneo
afkar/ideas
Israelíes y palestinos, 62 años después / Fondos soberanos: más allá del petróleo
afkar/ideas
Musulmanes de Europa / Energías limpias
afkar/ideas
Egipto busca su futuro / Semestre europeo
afkar/ideas
Desafíos a la seguridad / Fiebre electoral
afkar/ideas
Turquía-Unión Europea-EE UU ante Oriente Próximo / Energía en tiempos de crisis
afkar/ideas
¿Hacia dónde va el mundo musulmán? / Cómo resistir a la crisis en el Magreb
afkar/ideas
Obama: Estados Unidos –y el mundo– cambian / Banca islámica ante la crisis financiera
afkar/ideas
Europa reconsidera sus políticas de inmigración
afkar/ideas
Energía y carrera de armamentos: Argelia, Libia, Marruecos compiten en la región
afkar/ideas
Políticas migratorias / Relaciones euromediterráneas, una visión del Sur
afkar/ideas
China busca el Magreb / Marruecos frente a la globalización
afkar/ideas
Oleaje en el Mediterráneo
afkar/ideas
Al Qaeda amenaza al Magreb / Marruecos-Unión Europea, la relación avanza
afkar/ideas
Turquía en la Unión Europea / España: equilibrio entre Argelia y Marruecos. Relaciones económicas Norte-Sur
afkar/ideas
Imames en Europa / Desarrollo económico integrado en Magreb / Oriente Próximo
afkar/ideas
Un Magreb sin fronteras
afkar/ideas
Inmigración africana: Europa busca soluciones / El Magreb revisa su pasado / Modelos de desarrollo económico
afkar/ideas
Educación en el Mediterráneo / Seísmo en Oriente Próximo
afkar/ideas
Nuevos medios de comunicación árabes / Resultados de la Cumbre Euromediterránea / Alianza de civilizaciones
afkar/ideas
Mujeres en el mundo árabe / Regiones en el Magreb
afkar/ideas
Rodríguez Zapatero: En noviembre 2005 Barcelona significará más y mejor partenariado / El Magreb emergente / ¿Primavera árabe?
afkar/ideas
Berberes hoy / Barcelona + 10 / Bush, nuevo mandato
afkar/ideas
Iniciativas para el Sahara / Reformas educativas en el Magreb
afkar/ideas
Jóvenes marroquíes: empleo, sueños, migraciones…
afkar/ideas
Magreb, democracia y estabilidad: se puede cuadrar el círculo
afkar/ideas
5+5