afkar/ideas

n.53 Siria: arte y guerra

Editorial

Han pasado seis años desde que se iniciara el fenómeno de protestas ciudadanas que acabó sacudiendo los cimientos de los sistemas políticos árabes. Seis años en los que se han producido avances y retrocesos, en los que el autoritarismo se ha demostrado verdaderamente resiliente y en los que las alianzas, rivalidades y amistades se han trastocado profundamente. Seis años en los que, demasiadas veces, lo peor se ha traducido en violencia, fractura, división y sectarismo y en la reemergencia del terrorismo. Seis años en los que la libertad sigue siendo, salvo excepciones, una quimera y en los que el discurso dominante sigue tan obcecado con las sombras que es incapaz de detectar las rendijas de luz que se han abierto y las que sobreviven obstinadamente a su pesar.

Este número de AFKAR/IDEAS está repleto de muestras que desafían este estereotipo que sitúa al mundo árabe en una foto fija, dominada por los conflictos letárgicos y las nuevas guerras internas. Un prisma estático que considera a la democracia una rareza incompatible con los contextos árabes y al conservadurismo social y moral como la norma general. Una mirada incapaz de captar la luz que desprenden ciertos fenómenos menos perceptibles; dinámicas demográficas, sociales, creativas que se adaptan a los nuevos contextos complejos y acaban dando respuesta a mucho más de lo que cabía pensar.

Existe ante todo una generación árabe formada, competente, capaz, huérfana de proyectos políticos, pero comprometida con su entorno social, eminentemente local. El nuevo poder de las ciudades mediterráneas no reside tanto en un proyecto urbanístico, sino en la capacidad de sus ciudadanos de apropiarse del espacio público y reivindicarlo como suyo. Frente a una decepción creciente hacia los políticos y las instituciones, los jóvenes al Sur del Mediterráneo se inventan nuevas formas de participación colectiva. Empiezan reclamando un parque o una recogida eficaz de los residuos y acaban poniendo en cuestión, e incluso retando, políticamente a las autocracias. Hasta en entornos tan hostiles como Siria, donde la dureza de las condiciones de vida ha transformado las organizaciones inicialmente revolucionarias en estructuras locales de gobierno que hoy suplen la ausencia del Estado y representan una alternativa más democrática, local y autogestionada. Parece imposible, cierto, pero entre bombardeos la sociedad civil siria ha eclosionado.

En este mismo contexto, la expresión artística e intelectual se convierte en un recurso privilegiado para la población. Mucho se ha escrito sobre el nexo entre creatividad y conflicto, y es indudable que la guerra siria ha desencadenado la liberación de “energías creadoras latentes”, que reclaman con cada obra su anhelada libertad de expresión. Bien sea el arte al servicio de la política o el arte como forma de expresión, tiene la capacidad de sacudir conciencias y de cuestionar lo establecido. El arte como válvula de escape, como denuncia, como grito de auxilio, es un arma pacífica poderosa que, en manos de una nueva generación, supone un desafío constante al statu quo. El valor creativo es inmenso. El potencial transformador insondable, aunque nos empecinemos en ignorarlo.

Son estas rendijas de luz las que nos deben dar pistas sobre hacia dónde camina la región. Como asegura Ahmed Galai, vicepresidente de la Liga Tunecina por la Defensa de los Derechos Humanos (LTDH), incluso en Túnez hay cierta frustración en cuanto a la confiscación del poder por parte de determinadas élites, aunque “el pueblo todavía no ha dado su brazo a torcer”. Estos seis intensos años de aprendizajes, de expectativas truncadas e ilusiones quebradas no han puesto el cartel de “fin”, y aún queda por ver cómo las rendijas se convierten en profundas grietas que quizás acabarán por romper las mordazas del autoritarismo. Los ciudadanos árabes todavía tienen la última palabra por decir.

El acuerdo nuclear con Irán, víctima de la incertidumbre

No han hecho falta más que unos días para que surjan las primeras tensiones entre la nueva administración estadounidense e Irán. De hecho, el 29 de enero de 2017, Teherán procedió a lanzar un misil balístico que le valió una “advertencia” oficial de la Casa Blanca el 1 de febrero. Al día siguiente, el Departamento del Tesoro adoptaba nuevas sanciones en contra de 25 personas y empresas vinculadas al programa de misiles iraní. Estos acontecimientos no hacen más que acentuar las inquietudes que pesan sobre el futuro del Plan de Acción Integral Conjunto...

La Instancia de la Verdad y la Dignidad

A diferencia del resto del mundo árabe, que se ha visto profundamente alterado desde la inmolación de Mohamed Buazizi y el inicio de las revueltas en toda la región, el proceso revolucionario continúa en Túnez y de una manera pacífica. Mientras que en Egipto se ha restablecido la dictadura con Abdelfatah al Sisi, en Yemen los bombardeos prosiguen ante el silencio atronador de la comunidad internacional, Siria se sume cada vez más en una guerra atroz y Libia está más dividida que nunca, parece que los tunecinos se mantienen al margen de este caos. Un nuevo país renace de sus cenizas después de que el 27 de enero de 2014, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) adoptara por mayoría una nueva Constitución. Pero para materializar este renacimiento, es fundamental que haya paz social, de ahí el papel de la Instancia de la Verdad y la Dignidad (IVD), que es la piedra angular de una justicia transicional que garantiza el establecimiento de un Estado de derecho. “Perd... Read more

Siria: opiniones de la sociedad civil

La revuelta siria ha dado un impulso significativo a la sociedad civil que inició el proceso revolucionario. Mientras el estruendo de las armas y los fracasos diplomáticos monopolizan la atención de los medios de comunicación, las organizaciones de la sociedad civil luchan a diario para aliviar el sufrimiento de la población y crear una alternativa política al régimen de Bashar al Assad. AFKAR/IDEAS ha entrevistado a dos de sus representantes, que viven en Turquía. Assaad al Achi, que es oriundo de Damasco, es director ejecutivo de Baytna Syria (Nuestra Casa Siria). Esta institución proporciona desde Gaziantep un espacio para que las organizaciones de la sociedad civil (OCS) puedan movilizarse, reunirse y elaborar sus iniciativas. La organización, que también opera en las zonas ocupadas por la oposición, ayuda a las OCS a desarrollar sus capacidades, lleva a cabo campañas para promover la educación y la gestión local y financia proyectos por la igualdad entre ho... Read more

El futuro de la energía nuclear en la región MENA

Varios países de Oriente Medio y del Norte de África han anunciado sus planes para introducir la energía nuclear en su futuro mix energético. Actualmente, Irán es el único país de la región que ha empezado a producir electricidad en su única central nuclear, Bushehr, que se inauguró oficialmente en 2012 y que entró en funcionamiento en 2013, a pesar de que su construcción se inició varias décadas antes, en 1975. En el mundo árabe, Emiratos Árabes Unidos (EAU) se ha adelantado y ha empezado a construir Barakah, la primera central nuclear árabe, y es el primer país que construye un reactor nuclear en el transcurso de los últimos 27 años. A lo largo de la próxima década, si los planes actuales se cumplen, debería haber nuevas centrales nucleares operativas en otros países de la región. Sin embargo, existe una gran diferencia entre la planificación y la construcción, sobre todo en el sector de la energía nuclear, en el que numerosos proyectos en todo... Read more

Memoria creativa de la revolución siria:una lucha plural

En un famoso largometraje de Walt Disney un tanto oriental, se oía decir: “La flor que florece en la adversidad es la más rara y bella de todas”. La de la revolución siria empezó a brotar en el corazón de la Primavera Árabey, con tanta adversidad, seguramente ya se habría marchitado. A pesar de todo, sigue floreciendo día tras día mientras espera alcanzar su madurez más que próxima. El pueblo de Siria inició su rebelión a principios de 2011, tras las de Túnez, Egipto y Libia. Los eslóganes revolucionarios escritos en un muro por estudiantes de...