Alepo y Damasco, objetivos prioritarios del régimen sirio

13 julio 2016 | In the Media
slideshow image

El apoyo de Irán y especialmente de Rusia en los últimos meses ha sido clave para que el régimen de al-Assad recupere el terreno perdido en Siria y pueda concentrarse en recuperar el control no solo de Damasco sino también de uno de los bastiones rebeldes, Alepo. Recuperar esta ciudad significaría una victoria muy importante para el gobierno para debilitar a las fuerzas rebeldes.

Así lo ha explicado Lurdes Vidal, directora del departamento de Mundo Árabe y Mediterráneo del IEMed, en una entrevista esta mañana en el programa El Matí de Ràdio 4, donde hizo balance del actual conflicto en Siria. Para Vidal, sin embargo, la victoria militar no llegará ni la guerra terminará pronto ya que los actores involucrados (potencias internas, regionales e internacionales) no están dispuestos a ceder en nada y por tanto la solución diplomática no es factible. Remarcó que quienes siguen pagando las consecuencias de esta falta de voluntad para poner fin a la guerra son los propios sirios, quienes han destacado la resiliencia y su capacidad de movilización y protesta a pesar de que han pasado más de cinco años desde que las revueltas pacíficas desembocaron en un conflicto militar.

Vidal explicó que la lucha contra Daesh (Estado Islámico) ha terminado siendo una causa común y a cambio ha permitido cierta rehabilitación internacional del régimen de al-Assad. Aunque – dijo – las tácticas de guerra que ha utilizado le privan de toda legitimidad para el futuro del país.